Mala Praxis Médica

Mala Praxis Médica

Desde el punto de vista médico, el término mala praxis indica una mala gestión – por acción u omisión – en la prescripción de medicación o en la manipulación del cuerpo del paciente. 

La mala praxis médica puede ser consecuencia de:

  • Infecciones intrahospitalarias;
  • Intervenciones quirúrgicas;
  • Errores de diagnóstico;
  • Errores en el control de embarazos, partos y cesáreas;
  • Prácticas anestésicas;
  • Daños odontológicos;
  • Deficiente atención en guardias médicas;
  • Oblitos quirúrgicos: cuerpo extraño olvidado en el interior de un paciente durante una intervención quirúrgica;
  • Entre otras malas gestiones.

Si el paciente sufre alguna de estas situaciones tiene el derecho de reclamar judicialmente, mediante una acción por daños, a los profesionales y/o instituciones de salud que correspondan (obras sociales, empresas de medicina prepaga, hospitales públicos, sanatorios privados, médicos, enfermeros, dentistas y/o auxiliares del sistema de salud).