Asistente Domiciliario

Asistente Domiciliario

Los asistentes de atención domiciliaria ayudan con el cuidado personal de quienes necesitan asistencia en sus hogares. El motivo puede deberse a enfermedades, incapacidad física o problemas relacionados con la edad.

El objetivo de los asistentes es que sus pacientes conserven la máxima independencia y calidad de vida posible. Estos profesionales habilitan a las personas en lugar de sólo ayudarlas: buscan formas de mejorar o conservar la autosuficiencia de sus pacientes y, asimismo, a preservar su dignidad.

Según la Ley 24.901, las prestadoras de salud tienen la obligación de brindar el servicio de asistencia domiciliaria a personas con discapacidad.

Se trata de una prestación que, pese a no estar incluida en el Programa Médico Obligatorio (PMO) ni en el Nomenclador de Prestaciones Básicas para Personas con Discapacidad, resulta muy valiosa para el paciente y su núcleo familiar, dado que evita una internación (o institucionalización) que en muchos casos es por tiempo indeterminado.

Cuando una obra social o prepaga no permite el pleno ejercicio del derecho de sus afiliados a recibir esta prestación, se puede iniciar una acción de amparo ante un Juez, para que ordene a dicha institución el cumplimiento efectivo de la ley.